ESCUELA MECÁNICA DE MOTOS ANDALUZA

ANTIGUOS ALUMNOS: RAMIRO AGUILERA

Hoy en la sección de “Antiguos Alumnos” de nuestro blog os hablamos de Ramiro Aguilera.

Ramiro ha estudiado en EMA Competición durante la promoción 2016/2018. Este chico se vino desde Jaén a estudiar aquí a Málaga porque su pasión son las motos. Lo tenía claro desde pequeño y cuando tuvo la oportunidad no se lo pensó dos veces y se matriculó en la escuela.

Había estudiado un grado medio de tornero fresador y otro de soldadura y calderería y ya tenía experiencia en el mundo laboral. Ramiro es un chico muy trabajador y responsable, además tiene muy buen carácter, lo que hace muy fácil el trabajo a su lado. Lo que más podríamos destacar de él es su capacidad de resolución de los problemas, ante cualquier imprevisto, busca rápido el camino para solucionarlo y lo lleva a cabo. Esto para un mecánico profesional es algo fundamental.

Ramiro tenía tantas ganas de estudiar mecánica que se matriculó en el Curso de Iniciación que hacemos en EMA Competición durante dos semanas en verano, aunque realmente no le hiciera falta, ya que tenía base suficiente para empezar directamente el Curso Profesional en septiembre. Ahí ya nos dimos cuenta de la buena actitud que tenía y no nos equivocamos, en el primer trimestre ya despuntó como uno de los mejores alumnos, posicionándose entre los 3 primeros del ránking, así que la oportunidad de salir en prácticas le llegó pronto. Le propusimos entrar a formar parte del Team de la escuela que ese año haría la Cuna de Campeones con varios pilotos y no se lo pensó dos veces.

Se le asignó el piloto Yeray Ruiz con el que hizo toda la temporada viajando por multitud de circuitos españoles, con muy buenos resultados.

Esto no sólo le sirvió para soltarse y aprender más a fondo la mecánica de competición sino para introducirse en este mundo y que se le abrieran más puertas, una de ellas fue trabajar en el equipo actualmente campeón del Mundo de SuperSport 300 de David Salom, dando asistencia en varias pruebas.

Es destacable que Ramiro durante los dos años de formación ha compaginado las clases con las prácticas externas y ha realizado cursos de Telemetría, ha asistido a todos los seminarios que se han ido impartiendo en la escuela, de aceites, bujías, etc. y además trabajando a la vez, ya que necesitaba ingresos para permitirse los estudios y poder vivir lejos de su casa. No es nada fácil llevar tantas cosas para delante y hacerlas todas con profesionalidad y siempre con una sonrisa en la cara.

En el segundo año de formación, dejó un poco de lado las carreras para hacer prácticas en taller, tenía varias opciones pero se decantó por Motor Extremo, un taller situado en Fuengirola que además de mecánica “de calle”, su dueño, Bruno, lleva años dedicándose a hacer Cursos de Conducción y organizando rodadas en circuitos de toda España. Ramiro empezó a media jornada por las mañanas en el taller, ya que venía por las tardes a clase; y los fines de semana, colaboraba en los cursos de conducción. Esto es lo que más le gustaba, estar rodeado de motos de alta cilindrada, poder darle la asistencia en circuito y el mantenimiento en el taller, su sueño estaba cumpliéndose. Y terminó de cumplirse cuando finalizó el curso y Bruno le hizo su primer contrato como mecánico. Allí sigue trabajando haciendo mecánica y electromecánica, desde revisiones o cambios de neumáticos hasta mapeados de centralitas o reparaciones de motores y cajas de cambio. Nos consta que es inmensamente feliz, porque trabaja en lo que le gusta de verdad y como bien dijo Confucio: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”.

Para nosotros es un orgullo que alumnos como Ramiro consigan labrarse un futuro gracias a una buena formación y por supuesto a su perseverancia y su constante esfuerzo por mejorar y superarse cada día. ¡Grande, Ramiro! ¡Sigue así!